¿Qué es e-commerce y cómo saber si necesito uno?

Diseño
Carol Santana
Carol Santana
¿Qué es e-commerce y cómo saber si necesito uno?

Si tienes un negocio probablemente debates si el comercio tradicional es suficiente o si es momento de incursionar en el negocio online e invertir en un e-commerce. Sin embargo no en todos los casos el e-commerce es la mejor respuesta a tus necesidades.

En este artículo te daremos las claves para que descubras si tu marca y tu negocio son factibles para las plataformas de ecommerce o si en realidad debes invertir en otro tipo de marketing online.

Hablemos de comercio online...

Lo primero que debemos entender es que el e-commerce -o comercio electrónico- es meramente una transacción comercial que se da en el Internet y esta puede darse sin importar el modelo de negocio que tenga tu empresa. Por lo que las posibilidades de hacer crecer tus ventas y tu alcance para obtener nuevos clientes son ilimitadas y por ende, en una de las estrategias en las que los negocios se han enfocado en los últimos años.

¿Necesito un e-commerce?

Existen muchas formas de vender tus productos y servicios en Internet, existen varios tipos de comercio electrónico por las que puedes optar. Un ejemplo son páginas como redbubble o society6, que son intermediarios en el proceso de venta y producción de algunos artículos y servicios creativos, cobrando una comisión y asignando ciertos precios.

Cuando hablamos de e-commerce, hablamos de crear tu propio sitio, donde puedas vender tus productos sin intermediarios de por medio.

Como dato, te decimos que una buena estrategia de inbound marketing puede ayudarte para atraer más clientes a tu ecommerce. Por ejemplo, con el uso de email marketing puedes trabajar la nutrición de tus clientes con información que los haga interesarse en ti y tus productos.

Para saber si necesitas un e-commerce es necesario saber el tipo de demanda que tienes
Uno de los factores que debes considerar al momento de crear o no tu e-commerce es la demanda que puedes obtener de tu producto.

Como ya mencionamos la exposición que el e-commerce ofrece puede llegar a ser inmensa por lo que uno de los factores que debes considerar al momento de crear tu sitio es si puedes o no cumplir con la demanda del producto. Por ejemplo, existen servicios de venta de artículos únicos y personalizados que no pueden ser vendidos en masa, para este tipo de servicios los usuarios prefieren servicios como Kichink.

También en estos casos cuando los productos son sumamente hechos a mano y la mano de obra es tardada o imposible de cubrir en masa es recomendable abstenerse con el número de pedidos que se reciben.

Recuerda que las ventas por Internet dependen de la confianza que el cliente deposita en ti para entregarle un producto o servicio de calidad, y que de no hacerlo este podría no sólo arruinar tu marca sino también perjudicar a otros usuarios que están tratando de vender en Internet y que gracias a las malas experiencias acumuladas de otros usuarios pierden la posibilidad de recibir pedidos por sus servicios.

Es necesario que procures que tus prioridades sean también un excelente servicio al cliente y el servicio postal que puedes ofrecer para que tus paquetes lleguen a tiempo y sin problema alguno.

La calidad de tu producto también es un factor para considerar crear tu propia web e-commerce
Tener una web e-commerce es una gran responsabilidad que ofrece infinitas posibilidades de alcance e ingresos.

Motivos para tener un e-commerce

Como ya mencionamos la capacidad de producción es uno de los principales elementos que debes tener en cuenta si quieres crear tu propia e-commerce, pues no sólo está en juego tu reputación sino también tu empresa, tu inversión y futuros emprendimientos. Pero si estás convencido de que este no será un problema y aún dudas de querer invertir en una e-commerce te invitamos a que hagas check list a estos puntos para crear tu propio sitio de ventas.

Ya tienes un sitio web que genera mucho tráfico

Si cuentas con el sitio de tu empresa y este genera un importante número de visitas pero no les permites comprar, do it. La verdad es que te estás perdiendo de un gran potencial de clientes y lo mejor es que con el tráfico que tienes lo único que tendrías que hacer es actualizar y mejorar tu web para que permitas que los usuarios puedan comprar tus productos.

¿Aún no tienes un sitio web? Si este es tu caso, te invitamos a crear el tuyo de una vez para que comiences a ver el potencial que el Internet y una web pueden hacer por tu empresa, revisa nuestros consejos en ¿Por qué mi negocio necesita una página web? para que no te lleven al baile y te digan que una web no es tan necesaria como te dicen.

Tienes una oferta variada

Si uno de tus servicios es vender una gran variedad de productos, el e-commerce es para ti. Al vender online podrás mostrar todos los artículos que ofreces en un sólo lugar, además que puedes optimizar tu web para que una vez que vean uno se les muestre productos parecidos que también pueden estar relacionados o ser de su interés, asegurando que vean parte de la gran variedad de mercancía que ofreces y no dejes pasar ninguna oportunidad.

Quieres una gran audiencia

Si lo tuyo es Go big or go home! el e-commerce es para ti. El Internet te permitirá la posibilidad de que cualquiera con acceso a él pueda encontrarte y adquirir tu producto, en cualquier lugar y a cualquier momento, sin la necesidad de estar trabajando en ventas todo el día.

Quieres invertir a largo plazo

Yup, el e-commerce es una muy buena inversión ya que como te dijimos en el punto anterior es una excelente estrategia que no necesita de un vendedor 24/7, olvídate de estar todo el día parado en una tienda ofreciendo tus productos cuando puedes hacer que los clientes vengan a ti.

Además que como ya hemos visto, una web súper optimizada puede hacer más por ti y por tu empresa que tener un equipo trabajando 24 horas ¿no nos crees? Te dejamos nuestras razones en nuestro artículo ¿Qué es SEO y por qué es importante para mi negocio? para que te convenzas por ti mismo.

Tener una e-commerce es una excelente inversión para tu empresa
Con tu propia web e-commerce no necesitas de depender de intermediarios, ni pagar comisiones a terceros por entregar tus productos.

Tips al empezar un e-commerse

Aprovecha tus redes sociales

Actualmente las personas pasan horas y horas en las redes sociales, así que crear tus cuentas, publicar con regularidad, procurar el engagement y establecer un conexión con tus posibles clientes es una gran manera de promocionar tu comercio online, resolver las dudas y redirigir tráfico a tu sitio.

Establece un blog

Incluir un blog en tu e-commers es una herramienta que te ayudará a generar más tráfico orgánico. Al volverte una fuente fiable de información sobre el área en el que ofreces productos o servicios será más probable que las personas que entran a tu sitio buscando información se sientan orilladas a comprarte.

Igual considera que cuando una persona esta pensando en comprar online, es seguro que primero va a buscar reseñas y opciones en internet. al ofrecer información de valor puedes ofrecer más que ser solo una tienda online y convertirte en todo un referente en tu campo.

Considera el posicionamiento de tu sitio web

Selecciona las palabras clave que estén buscando tus posibles clientes y desarrolla contenidos relacionados para trabajar en posicionarte. Monitorea en google analytics el estado de tu sitio y realiza las optimizaciones que sean pertinentes para mejorar el estado de tu página.

Incluye otras herramientas en tu estrategia de marketing digital

No te límites a solo establecer tu e-commers y detenerte ahí, esperando que te encuentren los compradores por arte de magia. Opta por desarrollar una estrategia de marketing digital completa que satisfaga las necesidades y objetivos de tu negocio.

¿Y si lo mío no es el e-commerce?

Una web es una gran inversión que debe ser redituable, así que tener una por capricho al final sólo va a lastimar a tu empresa y capital. Te dejamos las razones por las que quizás una e-commerce no es tan necesaria para ti:

No puedes cubrir la demanda

Ya debes estar cansado de lo mismo pero si no puedes cubrir con la demanda, mejor intenta enfocarte en buscar más proveedores o equipo que te pueda ayudar antes de dar el gran paso en el e-commerce. No es que esté mal pero si la oferta te sobrepasa lo más probable es que gastes más tratando de resolver problemas como envíos express o entrega del material de manera inmediata e incluso puedes abandonarlo por completo al no poder cubrirlo, piénsalo bien.

Tu target es sumamente local

El e-commerce es una herramienta poderosa para poder incrementar el alcance de tu audiencia y llegar a personas y a lugares que jamás hubieses imaginado pero muchas veces el objetivo de las empresas es mantenerse de manera local, como algún servicio de alimentos o de productos que no pueden ser enviados porque resultan de manera complicada.

Clasificar leads
Suscríbete a nuestro boletín y recibe un resumen semanal con nuestros mejores artículos sobre marketing digital.