¿Qué es una infografía y cómo se usa en el marketing?

Diseño
Pablo Hernández
Pablo Hernández
¿Qué es una infografía y cómo se usa en el marketing?

Las infografías son herramientas poderosas para transmitir mensajes, y todavía más en el mundo del marketing.

Aunque prácticamente todo se puede explicar con palabras, es cierto que algunos datos se pueden comprender mejor cuando se acompañan con elementos gráficos. ¿Y si son llamativos? Todavía mejor, pues tardan menos en captar la atención del usuario.

¿Quieres descubrir cómo hacer infografías efectivas?

Entonces este artículo es para ti, pues te diremos todo lo que tienes que saber, incluyendo su definición, características, clasificación, herramientas, estrategias y mucho más, independientemente de si eres un diseñador gráfico o no.

¿Qué es una infografía?

Entremos directo en materia con su definición:

Una infografía es una representación gráfica de información que combina tanto texto como elementos visuales.

De esta forma, tenemos que su principal finalidad es hacer más digerible la información, facilitar su comprensión a tal punto que no sea necesario contar con conocimientos previos muy altos.

Las infografías funcionan a la perfección porque la mayoría de las personas tendemos a aprender mejor con imágenes, ya que nuestros cerebros lo procesan más rápido. De hecho, alrededor del 90% de los datos que nos llegan son visuales.

Ejemplo de infografía sobre Storytelling.
Este es un ejemplo de una infografía de Aloha!

Por eso es que —como usuarios de internet— nos llama más la atención ver una fotografía, un meme o incluso un video, en lugar de un texto muy largo que nos brinde prácticamente el mismo contenido.

¿Esto es malo? Para nada, pues eso no quiere decir que toda la información deba ser visual, o que tus usuarios no quieran consumir tus textos, sino que significa que hay que pensar muy bien qué conviene más trabajar con infografías y qué es mejor con otro tipo de formato.

También es muy importante no confundir los mapas mentales con las infografías, porque —aunque pueden llegar a parecerse— un mapa mental es un diagrama con jerarquías, que es utilizado para explicar alguna idea, a diferencia de la infografía que no sigue una estructura rígida.

¿Para qué usar infografías?

Ahora bien, seguro te has de preguntar para qué te sirve hacer una infografía, o más bien, ¿en qué casos te conviene usarlas?

  • El principal uso sería para simplificar la información. ¿Tienes un tema muy complejo que quieres explicar a un público inexperto? Una infografía te ayudará.
  • Para representar los resultados de alguna investigación, en especial si se utiliza un método cuantitativo —es decir, que observa los fenómenos mediante técnicas estadísticas—, pues los gráficos son más fáciles de entender que solo los números.
  • Como forma de comparación, también conocidos como los “versus”. Por ejemplo: para ver las diferencias entre dos o más productos, servicios, lugares, etc.
  • Para hacer resúmenes o análisis. Es muy común ver este tipo de infografías para explicar temas populares, hacer análisis —y crítica— de algún producto de entretenimiento, tal como las películas, series y videojuegos.
  • Cuando necesitas hablar de algún tema importante, pues con un diseño infográfico es más fácil llamar la atención del público objetivo.
  • Para darle más variedad a los formatos de tus contenidos en una estrategia de marketing, pues ofrecer siempre lo mismo puede llegar a aburrir a cierto porcentaje de tu audiencia.
  • Para aumentar el tráfico en tus redes sociales o en tu sitio web, ya que —como mencionamos anteriormente— los contenidos visuales tienen un mayor porcentaje de respuesta positiva en internet.

Características de una infografía vendedora

Las infografías se usan para diversos fines, sin embargo, es cierto que su uso habitual es en las estrategias de marketing.

Por eso, a continuación te enlistamos sus principales características, enfocados a la atracción de usuarios y posibles clientes:

  • Explica las partes más importantes con elementos visuales: Como ilustraciones, dibujos, imágenes y gráficos.
  • Tiene un buen storytelling: Porque este formato es capaz de desarrollar un tema extenso con tan solo una imagen, algo que se logra por el buen ordenamiento de las ideas.
  • Es creativa y llamativa: Ya que de otra forma no cumpliría con su principal objetivo, que es darle mayor accesibilidad a cierto tipo de información, para que así llegue a un público más extenso.
  • Puede volverse viral en los medios digitales: Gracias a su formato que resulta ser sencillo de compartir en las redes sociales, y porque —la mayoría de las veces— ofrece contenido de mucha utilidad para los usuarios.
  • El contenido que ofrece es de valor: Debe ir de acuerdo a los parámetros de los contenidos de una estrategia de inbound marketing. Esto abarca ser informativo, que ofrezca datos útiles y actualizados, pero sobre todo, que sean una respuesta para las preguntas de los usuarios.
  • Tiene un llamado a la acción (CTA): Así como todo buen contenido debe incitar a que el público haga algo, ya sea darle like a la fanpage, suscribirse a un boletín, visitar el sitio web, dejar un comentario, cambiar de opinión, o adquirir un producto o servicio.
  • Transmite la identidad y el carisma de la marca: La infografía debe tener los colores, tipografías y estilos marcados en el brand book, para que de esta forma se pueda identificar fácilmente y contribuyan a la imagen.
Ejemplo de infografía sobre qué es el marketing.
Ejemplo de una infografía informativa de Aloha!

Los tipos de infografía

Ya conociendo la definición de infografía, sus características y usos, es momento de ahondar en su clasificación; puesto que —al saberlos identificar— te será mucho más sencillo escoger el estilo que más se adapte a tus necesidades y a las de tu negocio.

Entonces, hay distintas formas de clasificar a las infografías, pero lo más común es hacerlo de acuerdo a su formato y al tipo de contenido.

De esta forma, si lo vemos desde el punto de vista del formato, sería de la siguiente manera:

  • Infografías estáticas: Son las más comunes de todas, pues consiste solo en una imagen —por lo general .jpg o .png— que carece de movimiento.
  • Infografías animadas: Son pequeños cortos animados explicativos, la mayoría de ellos videos o GIF. No son tan comunes debido a su alta dificultad.
  • Infografías interactivas: Son aquellas infografías con las que el usuario puede interactuar, ya sea desplegando la información, modificando alguna característica o simplemente navegando por ella.

Ahora bien, tanto las infografías estáticas, animadas e interactivas pueden tener diferentes tipos de contenidos, por lo que también obtienen otro nivel de clasificación:

1. Infografía de producto

Su principal función es mostrar el producto junto con sus especificaciones principales, para que los compradores tengan una mejor comprensión de los mismos.

El ejemplo más claro son las infografías de automóviles, en donde se muestran los materiales, los colores disponibles, el tipo de llanta, las características del motor, el número de puertas, y los aspectos de seguridad.

2. Infografía informativa

Es aquella que se dedica exclusivamente a explicar cualquier tema, ya sea de un hecho del momento, algún dato curioso, un concepto, una situación, incluso algún aspecto de seguridad, o cualquier cosa que requiera instrucciones.

3. Infografía científica

Este tipo de infografía es la demostración de la capacidad que tiene este formato para simplificar la transmisión de información. Como su nombre lo indica, se diseñan para hacer más accesibles los datos e investigaciones científicas.

4. Infografía estadística

Sirven para representar —valga la redundancia— datos estadísticos, que serían más complicados de analizar si estuvieran solo en una tabla, en una lista o en un texto sencillo. Se suelen usar gráficas de pastel, de barras y de líneas.

Es muy útil para mostrar las tendencias y porcentajes de algunos eventos de interés.

Ejemplo de infografía estadística de Anah.

5. Infografía comparativa

Para los consumidores las comparaciones son muy importantes, ya que facilitan en gran medida la toma de decisiones, y más aún cuando se trata de destacar las ventajas y desventajas que tienen un producto —o servicio— sobre el otro.

De hecho, si tienes un negocio que ofrezca productos parecidos, este formato sin duda te servirá bastante.

6. Infografía periodística

Es muy parecida a la informativa, porque ambas tratan de informar y explicar sobre algún hecho o cosa. La diferencia es que la periodística se centra en específico de hechos reales, y que repercuten de alguna forma con la sociedad.

7. Infografía secuencial

En esta se muestran los pasos para cualquier proceso, desde el funcionamiento de una máquina, las instrucciones para la instalación de un dispositivo, la elaboración de un producto, la descripción de un servicio, entre otras cosas.

8. Infografía geográfica

Su objetivo es brindar información útil de alguna localización. El principal elemento que se utiliza son los mapas, en donde se señala vías de tránsito, relieves, comercios, paradas de transporte, clima, distancias y otros lugares de interés cercanos.

Es muy utilizado en el sector turístico y en el marketing inmobiliario, pues sirven como guías para aquellos que están visitando el lugar por primera vez, por ejemplo, un mapa que muestre todas las zonas arqueológicas de la Riviera Maya.

Puntos claves del diseño infográfico

Ahora ya sabes qué es una infografía, conoces sus características, su utilidad, e incluso sus distintas clasificaciones, seguro te has de preguntar cómo puedes hacer las tuyas.

Sin embargo, antes de continuar, te conviene conocer algunos puntos claves que tienes que tener siempre en mente cuando estás trabajando en tu diseño.

  1. El diseño: Aunque algo obvio, no debes olvidar que este formato tiene que enamorar por medio de la vista. Considera unos 3 colores como máximo, unas 2 fuentes, e intenta mantener tus ilustraciones llamativas pero simples.
  2. La información: El contenido debe ser tan importante como la cuestión gráfica, ya que no deben sustituirse mutuamente, sino complementarse. Procura hacer una buena investigación de fuentes confiables, para que brindes solo conocimiento de calidad.
  3. Las estadísticas: Los datos numéricos son muy importantes para darle veracidad a tu información, ya sean porcentajes, precios, años, edades, cantidades exactas, etc. También asegúrate de acompañarlo con gráficas.
  4. El storytelling: No basta solo con juntar el diseño, el texto y las estadísticas para que tengas una buena infografía. Es imprescindible que sepas contar historias, para que todos estos elementos funcionen en armonía.

Sabiendo todo lo anterior, te será mucho más sencillo planear tu contenido y, por lo tanto, podrás trabajar de manera más eficiente.

Ejemplo de infografía sobre SEO.
Ejemplo de una infografía de Aloha! que cumple con los principales puntos.

Pasos para hacer infografías

Es bien sabido que algo que no se planea tiene más posibilidades de salir mal, y de hecho, cuando trabajamos en el ámbito del diseño no planear significa que tendremos más bloqueos creativos frecuentes.

Por ello, te hemos preparado esta lista de pasos sobre cómo hacer una infografía, tomando en cuenta todo lo que ya hemos hablado en este artículo.

1. Plantea tus objetivos

Lo primero que hay que hacer es definir lo que se quiere lograr con el diseño infográfico, para que desde el principio tenga el enfoque adecuado, y que no tengas que hacer modificaciones exageradas a mitad del camino.

Pregúntate lo siguiente:

¿Cuál es el tema del que quieres hablar? ¿Es un tema serio o informal? ¿Qué mensaje quieres transmitir? ¿Qué tipo de lenguaje es el ideal? ¿Cuál es tu buyer persona?

2. Haz una investigación

Ya que seleccionaste el tema, queda hacer una investigación exhaustiva del mismo, tal como harías con prácticamente cualquier contenido en una estrategia inbound.

Nuestros consejos para realizarla son:

  • Busca información confiable, como sitios web de gobierno y artículos científicos de universidades. Te recomendamos que uses Google Academy para este fin.
  • No te quedes con una sola fuente, busca los datos de diferentes autores y compáralos para ver qué te sirve de cada uno. Tampoco olvides fijarte en las fechas de publicación, para usar siempre lo más actualizado.
  • La investigación no es solo de medios escritas. Busca videos y documentales que amplíen y complementen la información que ya tienes.

3. Redacta el texto

Ya sea que tengas un equipo que te ayude con los contenidos gráficos o que vayas a hacerlo todo por tu cuenta, la redacción del texto resulta ser una etapa crucial, ya que por muy buenos que sean tus diseños no tendrán el impacto adecuado si los textos no están bien redactados.

Por ello, selecciona los conceptos más adecuados de tu investigación para el diseño. Cuida muy bien tu ortografía y —sobre todo— escribe pensando siempre en el formato, la claridad y en los objetivos que te planteaste al inicio.

4. Plantea el diseño

En esta etapa toca hacer un primer borrador con todos los elementos anteriores. Esto abarca la distribución de las imágenes y el texto, el bosquejo de las ilustraciones, y el añadido —o eliminación— de algunos elementos.

5. Crea la infografía

Si tienes un equipo de trabajo que te ayude con tu proyecto, lo bueno sería mostrar el borrador de la infografía para que te den una retroalimentación, y que así quede más completo el resultado final. Ya que hayas determinado si habrá cambios o no, será el momento de terminar el diseño.

6. Comparte en redes sociales

Desde el paso anterior ya debería estar lista la infografía, pero si estás llevando una estrategia de marketing digital, entonces debes saber que todavía falta distribuir el resultado de tu trabajo.

Los medios digitales a usar dependerán de varios factores, tales como tu buyer persona, la identidad de tu marca, la clase de producto o servicio y la naturaleza de la propia temática.

Herramientas para crear infografías

¿Pero en dónde puedes crear tus infografías? ¿Cuáles son las mejores herramientas de diseño que hay en el mercado? ¿Hay alguna forma de hacer todo con plantillas?

La buena noticia es que sin ser un diseñador gráfico experto, puedes crear contenido visual vendedor, pues solo necesitas usar las herramientas correctas, y tomar en cuenta todas las buenas prácticas que ya hemos comentado.

Por eso, a continuación te damos una lista de softwares, aplicaciones y páginas web que te servirán para este fin; desde las profesionales, hasta las más accesibles.

1. Adobe Illustrator

Esta es una herramienta de gráficos vectoriales que forma parte de la paquetería de Creative Cloud de Adobe, y es el software preferido de muchos diseñadores gráficos, debido a su gran cantidad de opciones.

Su única contraparte es que sí tienes que tener conocimientos de diseño para poder sacarle el máximo provecho.

Captura de pantalla de la página web de Adobe Illustator.
En el sitio web de Adobe puedes revisar sus paquetes y utilizar la versión de prueba gratuita.

2. CorelDRAW

Al igual que Adobe Illustrator, CorelDRAW es una aplicación de diseño gráfico vectorial muy utilizada por los profesionales, gracias a su gran cantidad de opciones, no solo para crear infografías sino diseñar páginas y editar fotografías.

Captura de pantalla de la página web de CorelDRAW.
El sitio web de CorelDRAW también tiene una prueba gratuita.

3. Canva

Ahora bien, si lo que quieres es una herramienta que te permita hacer diseños profesionales sin tener que tener conocimientos avanzados, entonces Canva es para ti.

Para utilizarlo solo tienes que ir a su sitio web, ir a la sección de “infografías”, escoger una de las plantillas —o una página en blanco—, y empezar a crear tu diseño.

Captura de pantalla de Canva.
El editor de Canva es muy cómodo, ya que solo tienes que arrastrar los objetos y acomodarlos.

4. Visme.co

Una alternativa igual de interesante que Canva es Visme.co, el cual es una plataforma basada en la nube que te brinda plantillas para crear contenido visual de todo tipo, desde imágenes hasta videos.

Captura de pantalla del sitio de Visme.co
Si quieres probar, aquí te dejamos el enlace al sitio de Visme.co.

5. Infogram

Y si todavía quieres más plantillas llamativas, tienes la opción de usar Infogram, que tiene un enfoque hacia profesionales y empresas que desean ahorrar tiempo sin restarle calidad a sus trabajos.

Además, puedes añadir animaciones y mapas interactivos, para darle más dinamismo a tus diseños y que capten más la atención.

Captura de pantalla del sitio web de Infogram.
Te dejamos el enlace al sitio web de Infogram, para que explores todas sus opciones.

Un recurso indispensable

En conclusión: las infografías son herramientas de comunicación muy poderosas que combinan texto, imágenes, entre otros elementos visuales, y que te ayudan a transmitir tu mensaje de forma más sencilla y creativa posible.

Por ello, si quieres que tu marca destaque en internet, no te puede hacer falta una estrategia de marketing de contenidos que aproveche al máximo este formato.

¿Quieres complementar todo lo que has aprendido? Te dejamos nuestro artículo sobre mejores horas para publicar en redes sociales, para que sepas en qué momento publicar tus infografías.

Redes sociales de empresa
Suscríbete a nuestro boletín y recibe un resumen semanal con nuestros mejores artículos sobre marketing digital.