¿Qué es una plataforma de comercio electrónico y cómo elegir la mejor?

Ventas
Alfredo Huerta
Alfredo Huerta
¿Qué es una plataforma de comercio electrónico y cómo elegir la mejor?

Índice de contenido

El comercio electrónico ha tomado protagonismo con el paso de los años. Hoy en día muchas empresas de cualquier tipo y tamaño tienen al e-commerce como una herramienta de éxito, pero muchos emprendedores aún se preguntan qué es una plataforma de comercio electrónico o no tienen claro cómo funciona.

Vender por internet no solo es ofrecer productos en redes sociales como Instagram o Facebook. Va más allá. Está comprobado que los consumidores prefieren marcas sólidas, con buena reputación y sitios web que les den la certeza de realizar una compra.

Para ayudarte a despejar todas tus dudas, te explicaremos qué es una plataforma de comercio electrónico y cómo elegir la mejor.

¿Qué es una plataforma de comercio electrónico?

La plataforma de comercio electrónico es la herramienta que ofrece una solución para crear una tienda en línea. Existen diferentes tipos, pero todos coinciden en algo: facilitar la venta en línea y gestión de productos o servicios.

Las tiendas en línea funcionan como las tradicionales. La única diferencia, por más obvia que parezca, es que no existe un espacio físico para pagar (las transacciones se hacen online) y el producto es enviado a la dirección que elija el comprador.

Características de una plataforma de comercio electrónico

Existen muchas plataformas de comercio electrónico con características similares. Tiendanube, WooCommerce, Shopify, PrestaShop y Magento son algunas, pero hay muchas más en el mercado y la tarea de elegir la que mejor se adapte a tus necesidades puede ser complicada.

Para ayudarte a tomar la decisión, te compartimos tres features que debes considerar:

  1. Facilidad de manejo. El e-commerce no debe ser complicado, nació para ser todo lo contrario. Tu equipo de trabajo debe contar con una plataforma en la que se puedan subir, borrar o editar productos fácil y rápido. Compara y aprovecha los periodos de prueba para explorar sus características.
  2. Integraciones o aplicaciones. Una tienda en línea debe ser compatible con otras herramientas para potenciar su éxito. Desde integraciones de analítica y marketing, hasta chatbots y promociones. Contar con estas aplicaciones es algo obligatorio.
  3. Métodos de pago y envío. El checkout es lo más importante para tu cliente y para ti. Muchas ventas se pierden en esta ventana debido a la poca claridad con los métodos de pago y formas de envío. Mientras menos distracciones, mayor conversión.

Tipos de plataformas de comercio electrónico

Las plataformas de e-commerce se dividen en dos tipos: SaaS (Software as a Service) y Open Source.

El modelo que más fuerza ha tomado en los últimos años es SaaS. Se trata de una opción de comercialización y distribución de software en la que el usuario paga una cuota mensual y recibe a cambio una infraestructura y tecnología para poder operar. Los ejemplos más grandes de SaaS son Netflix y Spotify.

En el caso del Open Source, se trata de un software de código abierto en el que se accede por descarga. Para poder utilizarlo al 100% es necesario contar con una persona con conocimientos de programación web para hacer configuraciones básicas, mantenimiento, personalizaciones e integraciones con otras plataformas.

Diferencias entre SaaS y Open Source

Como lo mencionamos anteriormente, SaaS y Open Source ofrecen características similares para los emprendedores, pero satisfacen necesidades diferentes.

En la mayoría de los casos, SaaS es el favorito de muchos debido a la facilidad de uso y ahorro de tiempo para comenzar a vender en línea. Si no cuentas con los conocimientos necesarios de programación, esta opción es la mejor para ti.

Si te decides por utilizar una herramienta Open Source, podrás ahorrarte dinero ya que existen opciones de un solo pago o gratuitas. WooCommerce, complemento de Wordpress, es el más reconocido y uno de los más confiables en su tipo. Con este tipo de plataforma tendrás el control absoluto de diseño, extensiones, complementos y personalización de pantallas de pago y métodos de envío.

En esta ‘batalla’ no hay un ganador absoluto. Todo dependerá de tus necesidades y conocimientos. Pero, en la actualidad, debido a que el tiempo es oro, las plataformas SaaS son las triunfadoras.

Plataforma de comercio electrónico vs. Marketplace

En la actualidad, uno de los grandes errores es creer que un marketplace es lo mismo que una plataforma de comercio electrónico.

Cuando hablamos de un marketplace nos referimos a una herramienta que funciona como intermediario entre cliente y comprador. Aquí, diferentes vendedores ofrecen productos a precios similares (pagando una comisión por cada venta), dando un panorama más amplio al consumidor, pero enfrentando una competencia muy alta. Los ejemplos más claros de marketplaces son Amazon y Mercado Libre.

Por su parte, una plataforma de comercio electrónico siempre pertenecerá al emprendedor ya que está alojado en un dominio propio. Si bien, al inicio la visibilidad frente a la competencia puede ser una desventaja, el diseño, ganancias, métodos de pago y envío son totalmente responsabilidad del dueño.

Beneficios de contar con una plataforma de comercio electrónico

El e-commerce se ha convertido en una gran manera de consolidar una marca y presentarla de forma única y profesional a los consumidores. Los grandes negocios ya venden en línea, pero el 99% de las Pymes no lo está, ya que no cuenta con las herramientas para lograrlo.

Vamos con un ejemplo. En Latinoamérica, Tiendanube ha digitalizado a más de 90,000 emprendedores, ayudándolos a vender en línea de forma fácil y segura con su plataforma de comercio electrónico.

Persona viendo una tienda virtual en su celular

Dicho lo anterior, si no tienes claros los beneficios de contar con una tienda en línea, a continuación te compartimos sus principales beneficios:

  1. Comunicación con tus clientes. A diferencia de lo que puedes hacer en redes sociales, donde debes enviar precios, fotos y descripciones a cada uno de los interesados, con una plataforma de e-commerce tendrás toda la información lista para ser compartida con tu cliente con tan solo compartir un enlace.
  2. Control de inventarios. La facilidad de administrar los inventarios es uno de los principales beneficios del comercio electrónico. Las ventas se registran automáticamente y las existencias se ajustan automáticamente. ¡Adiós dolores de cabeza!
  3. Reducción de costos. Tener un e-commerce es mucho más económico que una tienda física. Al no tener gastos fijos elevados, como el pago de una renta o servicios, el crecimiento puede ser mucho más rápido.
  4. Mayor alcance. Al poner siempre visibles tus productos podrás venderlos a cualquier hora y ciudad del país. Aquí, tu única preocupación debería ser a qué zonas no puedes mandar tu producto.

¿Cómo elegir la mejor plataforma de comercio electrónico para tu negocio?

Si llegaste a este punto seguro te preguntarás cómo elegir una plataforma de comercio electrónico para tu negocio en línea y no morir en el intento. Para hacerte la vida más fácil, preparamos un pequeño checklist que debes considerar antes de realizar tu inversión.

1. Precios

La cuota mensual es lo primero que debes considerar. Saca tu calculadora, analiza tu presupuesto y compara los planes de las diferentes plataformas. Si estás empezando te recomendamos elegir un paquete accesible —como el plan inicial de Tiendanube—, y poco a poco ir escalando.

2. Características que disfrutará el usuario

El cliente debe recibir una experiencia de compra sencilla y llamativa. Si el diseño es agradable, puede encontrar los productos con pocos clics y si los métodos de pago son claros, las ventas serán mayores.

Si la plataforma de e-commerce ofrece integraciones con Instagram Shopping, Facebook Store, Google Shopping y con marketplaces, es un plus que no debes dejar pasar.

3. Facilidad de uso para tu equipo de trabajo

Las personas que van a administrar tu tienda en línea deben hacerlo rápidamente y sin complicaciones.

Toma en cuenta que la carga de productos, descripciones, creación de promociones y descuentos, integración de plataformas de pago y métodos de envío debe ser lo más claro posible para evitar contratiempos.

4. Analiza a los clientes del proveedor

Las características de una plataforma de comercio electrónico no lo son todo. También se deben considerar las marcas similares a la tuya que utilizan el servicio, casos de éxito y el servicio al cliente que ofrecen.

5. Velocidad y estabilidad del servidor

Si tu tienda en línea es lenta o no está disponible con frecuencia, la credibilidad de tu marca estará en juego. Infórmate sobre el servidor que utiliza la plataforma de comercio electrónico y qué tan estable es.

6. Personalización de SEO

Atraer tráfico orgánico es fundamental para tu marca. Muchos emprendedores no prestan atención al Search Engine Optimization (SEO) y es una pieza clave para vender más a mediano y largo plazo.

Presta atención a las plataformas de e-commerce que estén optimizadas para los motores de búsqueda. Si no ofrece opciones para modificar y hacer más amigables los títulos, las descripciones y las URLs, aléjate de ella.

Resumen

Emprender se ha convertido en una batalla digital. No solo se trata de tener una buena idea, se debe contar con las herramientas necesarias para llevarla a buen puerto y una de ellas son las plataformas de comercio electrónico.

No existe una respuesta concreta sobre cuál es mejor. Todas tienen sus ventajas y la decisión final caerá en lo que cada negocio necesita para empezar a vender o expandirse.

Inbound marketing ebook
Suscríbete a nuestro boletín y recibe un resumen semanal con nuestros mejores artículos sobre marketing digital.