¿Qué es clickbait? Lo malo y lo que se puede rescatar

Marketing
Pablo Hernández
Pablo Hernández
¿Qué es clickbait? Lo malo y lo que se puede rescatar

¿Alguna vez te has encontrado con una publicación en internet que llama mucho la atención? Si es así, posiblemente te hayas encontrado con un clickbait. Pero, ¿qué es y por qué es tan comentado en las redes sociales como YouTube?

El clickbait —ciberanzuelo o cibercebo, traducido al español— se ha utilizado por mucho tiempo para poder darle un impulso extra a un post, con la finalidad de aumentar su exposición en internet, su tráfico web, y su engagement. Podría sonar positivo en un principio, pero tiene sus detalles no tan buenos.

El principal problema, es que muchas veces viene incluido con promesas falsas y que terminan decepcionando a los usuarios, provocando al final una sensación y respuesta negativa.

¿Quieres saber qué es el clickbait y si en todos los casos es malo? ¿Qué prácticas se pueden rescatar de su uso? ¿Si deberías usarlo en tu estrategia de mercadotecnia online? En este artículo que hemos preparado especialmente para ti, lo averiguarás.

¿Qué es y qué significa clickbait?

Entonces, ¿cuál es su definición?

El clickbait cuenta con varias traducciones al español —todas muy similares—, tal como: “anzuelo de clics”, “ciberanzuelo”, “cibercebo” o “cebo de clics”.

Esto significa que es un contenido que busca enganchar a los usuarios de internet generalmente con titulares sensacionalistas, para aumentar el número de clics en el contenido y —por lo tanto— el tráfico del sitio web.

Esta práctica es muy utilizada en internet, sobre todo en los títulos y portadas de los videos de YouTube, Facebook Watch, directos en Twitch, notas periodísticas, noticias de la prensa de diversos sectores, etc.

Como podrás darte cuenta, esto no es exclusivo de un solo formato, sino que su uso se extiende tanto a lo audiovisual como a los textos.

¿Entonces por qué es malo usar clickbait? Esto se debe a que la mayoría de las veces que se utiliza el clickbait los “ganchos” difieren del contenido real. Por ejemplo, un titular puede decir “lee esto y conviértete en millonario”, y al final de leer el contenido no te conviertes en millonario.

Persona sorprendida por un clickbait.
Parecería algo obvio que —por la propia naturaleza del titular— el resultado no puede ser verdadero, pero en realidad tiene un efecto muy poderoso en las personas y muchas veces terminan dando clic en el contenido.

¿Para qué sirve la técnica de clickbait?

Como ya mencionamos, la principal finalidad del clickbait es atraer a la mayor cantidad de usuarios, valiéndose de la llamada brecha de curiosidad, proporcionando elementos atractivos y que inciten al clic.

El clickbait no toma en cuenta si la respuesta del usuario será positiva o negativa, tampoco tiene una intención de conversión, fidelización, ni busca aumentar el engagement. Solo se centra en aumentar el tráfico del sitio —o de la red social— a toda costa.

Esto se hace con la antigua creencia de que obtener una gran cantidad de clics y de tráfico se puede traducir en ventas automáticamente, y por eso es que este tipo de prácticas era todavía más usual antes de la llegada del inbound, cuando la filosofía del marketing digital todavía se parecía un poco al tradicional.

Entonces, si se ha utilizado por tanto tiempo, ¿de verdad funciona? Es verdad que los sitios web sí pueden aumentar considerablemente su tráfico por medio de publicaciones clickbaits, sin embargo, también es cierto que baja mucho su reputación y disminuye la tasa de permanencia en las páginas.

¿Cómo funciona el clickbait?

¿Pero cómo funciona la psicología del clickbait? Existen algunos puntos muy importantes que ayudan a entender por qué siempre terminamos cayendo en este tipo de contenido. A continuación te los explicamos:

1. Provocan curiosidad con un poco de misterio

Los contenidos y titulares clickbait típicamente apuntan a explotar el misterio y la curiosidad. ¿Por qué? Porque el ser humano es curioso por naturaleza, por eso es bastante normal que cuando nos dan información “a medias” queramos averiguar lo que sigue después.

En YouTube podemos encontrar algunos ejemplos de esto, que de hecho estuvieron bastante de moda.

Imagina que un YouTuber famoso —que por lo general es bastante alegre— publica un video con un título que diga “Tenemos que hablar”, y que tenga una foto de portada donde se vea muy serio o triste.

Las siguientes cosas que nos podemos preguntar son: ¿de qué tiene que hablar? ¿Le pasó algo malo? ¿Dejará de subir videos? ¿Por qué se ve triste? ¿Será muy serio? E inmediatamente damos clic para salir de todas esas dudas y conocer la verdad.

Si ya te ha pasado, no estás solo, pues así es como funciona la mente del ser humano.

2. Empiezan por el final

¿Alguna vez has leído algún título que diga “Fulanito terminó en la cárcel después de contar la verdad: descubre por qué”?

El ejemplo anterior nos está contando que Fulanito terminó en la cárcel porque contó algo, pero no se dice con exactitud qué, además con el “descubre por qué” invita al lector a descubrir la verdad detrás de eso.

De esta forma, esta técnica te cuenta el final —o parte del final— del contenido desde el principio.

3. Títulos con números

Seguro has visto muchos contenidos que tienen un formato de listas, ya sea un top o que estén desordenados, el hecho de ver un número en el título es suficiente para que sintamos un poco más de curiosidad de lo normal.

Esto no solo sucede en el clickbait y, de hecho, no se considera como una mala práctica —porque es una buena forma de ordenar y clasificar la información—, siempre y cuando en el contenido cumpla con el listado que está promocionando.

Ejemplo: 11 herramientas de marketing digital que deberías estar usando.

Números de madera.
Un dato interesante sobre este punto, es que los números impares suelen funcionar un poco mejor que los pares.

4. Buscan atacar a las emociones

“No serás el mismo después de ver lo que le pasó a esta persona”, “¿Puedes ver este top sin llorar?”, “Intenta leer esta nota sin enojarte con el mundo”, “10 cosas que te harán creer en la humanidad”, “7 cosas increíbles: no creerás cuál es el número 3”.

¿Te has encontrado con este tipo de titulares? Seguro que sí, y puede que en algunas ocasiones hayas caído aunque ya estuvieras consciente de que era una trampa.

Si prestas suficiente atención, te darás cuenta que todos los ejemplos anteriores buscan mover alguna emoción, ya sea positiva o negativa. No te recomendamos que los utilices en tus artículos, pero con mucho cuidado —y algo de humor— podrías utilizarlas en tus contenidos gráficos.

Ventajas y desventajas del clickbait

Entre las principales ventajas al hacer clickbait están:

  1. Aumentar el tráfico del sitio web.
  2. Aumentar la cantidad de clics en los post de redes sociales.
  3. Posibilidad de viralizar los contenidos.

Mientras que, entre sus principales desventajas podrás encontrar una lista mucho más larga:

  1. Decepciona a los usuarios, al darse cuenta de que el título les mintió.
  2. Disminuye la reputación de la marca, al crear emociones negativas de decepción, mentira y —en los peores casos— estafa; a tal grado de que, aunque dejara de realizar esta práctica, le costaría mucho reparar su imagen.
  3. Aumenta la tasa de rebote del sitio web, ya que muchos entrarán por el atractivo inicial, pero se van inmediatamente al darse cuenta de que no era lo que se prometía.
  4. Los títulos clickbait no son tan amigables con el SEO, porque muchas veces no queda espacio para usar tu keyword principal y queda muy fuera de contexto, tanto para las personas como para Google.
  5. Los usuarios tenderán a quejarse más en las redes sociales, después de que detecten que la marca hace publicaciones clickbaits de manera habitual, afectando todavía más su imagen.
  6. Puede dar pie a algún tipo de penalización dependiendo de la red social en la que se haga.
  7. Disminuye en gran medida la captación de leads, ya que la mayoría no se quedará en el sitio web, y los pocos que sí lo hagan posiblemente no estén cualificados.

Como agencia de marketing digital no te podemos recomendar que utilices clickbait en tus contenidos, ya que los aspectos negativos son muy grandes en comparación con los positivos.

¿Cómo atraer a tu público sin hacer clickbait?

Ya vimos que hay muchas cosas negativas alrededor del uso del clickbait, sin embargo, se pueden rescatar varias cosas que seguro impulsarán tus publicaciones en redes sociales y tus artículos en Google, y —por supuesto— sin todos los efectos negativos que mencionamos en el apartado anterior.

Aquí los puntos claves:

  1. Crear títulos llamativos, pero que siempre digan la verdad: Puedes despertar la curiosidad del lector hablando sobre alguna tendencia, o colocando directamente la respuesta en el título.
  2. Que tu contenido siempre tenga valor: Es decir, que sea la solución a los problemas —y la respuesta a las preguntas— de tus usuarios.
  3. Incluye números en tus títulos: Como “11 libros de mercadotecnia que debes leer”. No solo es atractivo para la vista, sino que es una forma muy buena de poner en orden las ideas, facilitando mucho la lectura y comprensión.
  4. Sé lo más breve posible: A veces menos es más, y puede que una idea sencilla se vuelva complicada por el simple hecho de alargarlo de más.
  5. Formula tus títulos con preguntas, en lugar de usar afirmaciones: Las afirmaciones no están mal, pero es más común que las personas encuentren tu contenido por una de sus preguntas que por la respuesta en sí. Tiene sentido, ¿no?
  6. Utiliza fuentes de información confiables: Es importante que nunca asegures nada sin comprobarlo antes, ya que puedes caer en el error de crear un “clickbait accidental” al prometer algo que no era cierto.
  7. Cuida la temporalidad: Para los usuarios es más interesante leer algo que apunta a la actualidad que al pasado, por lo que los títulos con fechas funcionan bastante bien. Por ejemplo: Mejor hora para publicar en redes sociales en 2021.

¿Quieres otro ejemplo del último consejo? En los episodios de nuestro podcast también cuidamos de la temporalidad.

De esta manera, estarás haciendo clickbait de “sombrero blanco”. Recuerda que en el inbound marketing siempre debes darle prioridad al usuario, por lo que no hay cabida para los engaños.

Conclusión: genera contenido de calidad y obtendrás clientes

Ahora ya sabes qué es el clickbait, sus ventajas, desventajas, por qué los usuarios lo ven como algo negativo, y cuáles son las prácticas que puedes rescatar de ellos para crear buenos contenidos en internet.

Resumiendo y concluyendo lo que ya vimos en este artículo:

Engañar y manipular a los usuarios con clickbait siempre estará mal, sin importar cómo lo veas; sin embargo, es verdad que algunos de sus principios se pueden incluir en tu estrategia de marketing.

Recuerda hacer titulares atractivos que siempre digan la verdad, incluye listas y números para despertar el interés, formula las preguntas que buscan tus usuarios y pon la respuesta en el contenido, utiliza fuentes confiables, y —sobre todo— crea contenido que de verdad brinde valor.

En caso de que quieras seguir completando tu estrategia de marketing, en nuestro blog tenemos varios artículos relacionados a temas como el clickbait. Por ejemplo: cómo funciona el algoritmo de Instagram, y para qué sirven los trending topics.

Inbound marketing ebook
Suscríbete a nuestro boletín y recibe un resumen semanal con nuestros mejores artículos sobre marketing digital.